Trump- Estados Unidos

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, endureció el jueves su retórica contra China afirmando que no hablará con su homólogo Xi Jinping y amenazando con cortar los lazos bilaterales debido a la forma en que Pekín manejó la pandemia del covid-19.

La tensión entre las mayores potencias mundiales se disparó a expensas de la pandemia de coronavirus, que Trump ha calificado de “plaga china”.

“Tengo una muy buena relación con Xi, pero es solo que ahora mismo no quiero hablar con él”, dijo Trump a la cadena Fox Business, asegurando que está “muy decepcionado” por el manejo chino de la pandemia.

Consultado sobre si Estados Unidos podría tomar represalias, Trump no dio detalles pero advirtió en tono amenazante: “Hay muchas cosas que podríamos hacer. Podríamos hacer cosas. Podríamos cortar toda relación”.

“Si lo hiciéramos, ¿qué podría pasar?”, dijo Trump. “Ahorraríamos 500.000 millones si cortamos toda la relación”.

La tensión entre Estados Unidos y China ha escalado en las últimas semanas debido a los intercambios de acusaciones sobre el origen de la pandemia del coronavirus, que  ha cobrado la vida de 300.000 personas.

Trump ha dicho que Pekín encubrió la real magnitud del brote, que se originó a finales de 2019 en la ciudad de Wuhan, en el centro de China, lo que permitió su propagación.

El gobierno del gigante asiático niega esa acusación, e insiste en que transmitió toda la información disponible a la Organización Mundial de la Salud lo antes que pudo.

Trump insistió en sus acusaciones durante la entrevista con Fox. “Todo vino de China y ellos deberían haberlo frenado”, dijo.

“Es muy triste lo que ocurrió en el mundo y en nuestro país con todas esas muertes”, agregó.

Acusaciones de hackeo

La pelea entre Estados Unidos y China sobre la pandemia siembra interrogantes sobre el acuerdo comercial parcial alcanzado en enero y que instauró una tregua en su guerra arancelaria.

A comienzos de semana, Trump descartó renegociar el acuerdo luego de informes de prensa que indicaron que China deseaba reabrir las tratativas.

El viernes el principal negociador de China, Liu He, habló por teléfono con sus pares estadounidenses y luego dijo que ambas partes acordaron implementar la primera fase del acuerdo.

Pero la guerra de palabras se cocina a fuego lento. Funcionarios estadounidenses avivan el fuego al decir que hackers chinos intentan hacerse de datos sobre tratamientos y vacunas contra el coronavirus. Ademas, advirtieron que ese intento involucra a grupos y personas relacionadas con el gobierno chino.

Esfuerzos de China implican una “significativa amenaza”

El FBI y la agencia federal de seguridad cibernética dijeron que los esfuerzos de China implican una “significativa amenaza” a la respuesta de Estados Unidos al covid-19 cuando docenas de empresas, institutos y gobiernos de todo el mundo están corriendo en busca de desarrollar una vacuna.

Pekín rechaza los señalamientos y considera que buscan ensuciar el juego en momentos en que negó la acusación estadounidense de que el coronavirus surgió en un laboratorio de Wuhan.

Preguntado por Fox Business sobre las razones de esa acusación, Trump fue menos categórico que otras veces y hasta pareció atenuarla.

“Tenemos mucha información y no es buena. Pero, saben, lo peor de todo, ya sea que haya salido de un laboratorio o de un murciélago, es que llegó de China y ellos deben detenerlo”, dijo.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo