El presidente Donald Trump hizo una dura advertencia a Irán este domingo al sugerir que será destruido si ataca los intereses de Estados Unidos.

«Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán. Que nunca vuelva a amenazar a Estados Unidos», escribió Trump en un tuit.

Estados Unidos ha reforzado su presencia militar en el golfo Pérsico en las últimas dos semanas para aumentar la presión sobre el gobierno de Teherán, al que acusa de preparar ataques contra sus intereses en la región.

El gobierno de Trump envió portaviones y bombarderos B-52, supuestamente en respuesta a fotografías que mostraban que Irán había cargado misiles en pequeñas embarcaciones. Además, retiró a su personal diplomático no imprescindible de Irak, alegando amenazas de grupos armados iraquíes respaldados por Irán.

Pese a la escalada, el mandatario de Estados Unidos intentó generar una instancia de diálogo el jueves, que Irán rechazó.