Varias organizaciones de la sociedad civil chilena expresaron su repudio por la actual situación que atraviesan los venezolanos que se encuentran en la ciudad fronteriza Tacna, Perú, después de que el gobierno de Sebastián Piñera informó el pasado sábado que los connacionales deben contar con un visado de turismo para entrar en ese país. 

A través de un comunicado, las organizaciones mostraron su preocupación debido al inclemente rechazo de ciudadanos venezolanos en las fronteras chilenas, originado por diferentes motivos: menores de edad que no cuentan con la documentación necesaria, personas que no tienen la Visa de Responsabilidad Democrática que Chile empezó a pedir el año pasado o a quienes les niegan el asilo sin que sus casos sean estudiados. 

En este sentido, resaltaron que dicho escenario ha provocado que cientos de venezolanos que huyeron de la crisis económica, social y política que atraviesa Venezuela queden varados sin solución en los pasos fronterizos que Chile comparte con Perú y Bolivia, incluso mujeres embarazadas, lactantes, niños y adultos mayores. 

Afirman que la respuesta al masivo éxodo de venezolanos, sobre todo en la región, debe venir de parte de los países que la integran y no de adoptar medidas particulares que solo traen como consecuencia más rechazo para aquellos que decidieron abandonar su nación para encontrar una mejor calidad de vida. 

De igual manera, enfatizaron en que aunque la Visa de Responsabilidad Democrática es una buena iniciativa, esta no ha sido suficiente debido a que menos de 20% de los venezolanos que han ingresado a Chile en el último año lo han hecho por la referida vía, cuya solicitud puede durar hasta ocho meses en los consulados en Venezuela. 

“Del total de VRD solicitadas entre abril de 2018 y marzo del 2019, se aprobó menos de un tercio. La gran mayoría ha venido entrando como turista: sabemos que no son turistas, pero también sabemos que huyen de una crisis y no tienen alternativa”, indicaron. 

Además, precisaron que también han recibido denuncias de personas que piden refugio en la frontera, pero reciben una negativa inmediata por parte de autoridades chilenas. Una actuación que viola lo establecido en la Ley N° 20430 sobre Protección de Refugiados. Por tal razón, instaron al gobierno de Chile a respetar, por lo menos, el derecho de solicitar asilo y estudiar cada caso como lo establece la legislación de esa nación. 

Por último, las organizaciones de la sociedad chilena instaron a los gobiernos de la región a dar una respuesta articulada y conforme a la situación que viven los ciudadanos venezolanos, que no están invadiendo países sino que son familias que buscan sobrevivir. 

“Si bien se valoran los esfuerzos realizados desde los consulados por dar respuestas oportunas, hoy, en especial desde Tacna, vemos que ante esta situación extraordinaria los Estados deben adoptar en conjunto medidas extraordinarias, que se adapten a la situación que viven las personas que requieren protección, en lugar de imponer requisitos que no todas tienen la posibilidad de cumplir”, finaliza el comunicado.