Carlos Vecchio, embajador de Venezuela en Estados Unidos, anunció este miércoles la designación del comisario Iván Simonovis como comisionado especial de seguridad e inteligencia, con el fin de apoyar a esa representación diplomatica con políticas de seguridad «para enfrentar al régimen y contribuir a la reconstrucción de Venezuela». 

En un encuentro con la comunidad venezolana en Washington, Vecchio informó sobre el cargo de Simonovis, que llegó a Estados Unidos luego del indulto que le concedió el presidente interino Juan Guaidó el 16 de mayo como parte de la Operación Libertad. 

El embajador precisó que Simonovis tendrá comunicación directa con la Administración para el Control de las Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos, mejor conocida como la CIA. 

«Asume esta responsabilidad con la misión de enfrentar la grave amenaza que el régimen del usurpador Nicolás Maduro es para Venezuela, para la región y para la comunidad internacional, e implementar soluciones que detengan el sufrimiento de todos los venezolanos», dijo. 

El comisario, de 59 años de edad, estuvo bajo arresto domiciliario desde 2014 debido a una condena de 30 años por estar presuntamente implicado en los hechos del 11 de abril de 2002 en Puente Llaguno, cuando ejercía como jefe de Seguridad Ciudadana de la Alcaldía Metropolitana de Caracas. Antes de la medida cautelar estuvo en El Helicoide y la cárcel militar de Ramo Verde.