sexo
Brasil y Filipinas, entre otros, tuvieron también su cuota de escándalos

El caso del diputado argentino Juan Ameri, que en medio de una sesión a distancia de la Cámara baja protagonizó una escena de sexo acaloradamente explícita, tiene antecedentes en este año de pandemia y de sesiones vía Zoom.

El 17 de agosto una reunión de la Legislatura de Río de Janeiro para discutir las comidas escolares continuó incluso cuando alguien comenzó a tener relaciones sexuales en segundo plano, sin darse cuenta de que estaba en cámara.

La reunión, sobre cómo garantizar la alimentación de los estudiantes durante la pandemia, avanzaba según lo planeado cuando uno de los participantes dejó de seguir la discusión. Olvidando apagar su cámara, se lo ve saliendo de la reunión antes de tener sexo en una cama a la vista de los concejales.

Mostrando una ética de trabajo increíble, los siete concejales continuaron su discusión a pesar de las escenas lascivas en sus pantallas. Después de un rato, se ve al hombre sentado en la cama con una mujer.

El presidente de la reunión, Leonel Brizola, dijo que la reunión continuó durante cuatro horas después de la interrupción inicial. Atribuyó el episodio a una “indiscreción involuntaria” y lamentó que desviara la atención del tema en cuestión.

Filipinas

Nueve días más tarde se supo de otra reunión de Zoom que salió mal, cuando un funcionario del gobierno en Filipinas fue sorprendido teniendo relaciones sexuales con su secretaria durante una sesión virtual regular.

El incidente salió a la luz cuando el funcionario, el capitán Jesús Estil del gobierno de la ciudad de Fatima Dos, en la provincia de Cavite, parecía no saber que su cámara estaba encendida. Las imágenes lo muestran teniendo relaciones sexuales en un rincón lejano de la habitación mientras se desarrollaba la reunión.

Antes del sexo, Estil se acercó a la computadora en lo que parecía ser un intento de apagar la cámara. Luego fueron a lo suyo sin saber que seguía encendida, mientras otros participantes continuaban con la reunión del consejo.

Un miembro del personal que asistió a la llamada grabó la escena y el video finalmente se hizo público, lo que llevó a algunos vecinos de la ciudad a presentar una petición para destituir al funcionario.

Menos escandalosos, otros casos vía Zoom incluyeron a políticos que se exhibieron desnudos, como Bernardo Bustillo, secretario general del PSOE en la ciudad de Torrelavega (Cantabria).

En una videollamada, Bustillo se estaba duchando tras una mampara y, al salir, apareció completamente desnudo mientras sus compañeros debatían en la pantalla diferentes temas municipales.

“Decidle algo a Berni. Decidle algo rápido, por favor. ¿No se le puede desconectar o algo?”, se le escucha decir a una de sus colegas de la Legislatura.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo