Rafael-Correa-Espionaje
El juicio ha levantado enorme expectación y versa sobre el caso "Sobornos 2012-2016" | EFE

La audiencia de juicio por el presunto delito de cohecho contra el ex presidente de Ecuador Rafael Correa y otras 20 personas se reanuda este lunes en la Corte Nacional de Justicia.

Esta medida se da una vez que el pasado viernes se rechazó una demanda de recusación interpuesta por su defensa.

La audiencia de juzgamiento se reanudará a las 9:00 am, de acuerdo con el calendario de la CNJ. El tribunal estará integrado por los jueces Iván León, Iván Saquicela y Marco Rodríguez.

Fausto Jarrín, abogado de Correa, aseguró a EFE que poco después de que se le negó la recusación contra los magistrados a cargo del caso conocido como «Sobornos 2012-2016», se ordenó para este lunes la reanudación de la audiencia.

El juicio del caso que salpica al ex mandatario comenzó el pasado lunes. Además, busca dilucidar si los 21 acusados por la Fiscalía son culpables de cometer presuntamente un delito de cohecho en diferente grado.

De ser declarado culpable, con una sentencia en firme, el ex presidente perdería la opción de presentarse en los comicios de 2021.

Para esas elecciones podría concurrir como candidato a vicepresidente o a asambleísta, lo que establecería el derecho a la inmunidad.

El juicio ha levantado enorme expectación y versa sobre el caso «Sobornos 2012-2016», que salpica igualmente al ex vicepresidente Jorge Glas, en prisión por asociación ilícita en la trama de sobornos de la firma brasileña Odebrecht.

El proceso penal trata de resolver si hubo o no financiación ilegal del movimiento político oficialista Alianza País cuando estuvo bajo el mando de Correa.

Rafael Correa calificó de payasada el juicio, y su defensa criticó la imparcialidad de los jueces. También como supuestas irregularidades de procedimiento en tiempo y forma.

El proceso se celebra en medio de un clima político exacerbado por el enfrentamiento entre el actual mandatario Lenín Moreno y su predecesor. Esta situación ha dado pie a acusaciones de persecución política.

Jarrín especula que se busca concluir el proceso lo antes posible para impedir la inscripción de Correa como candidato.