tripulante avión venezolano
Foto: Archivo

El Ministerio de Exteriores iraní informó este martes que ya han sido liberados todos los tripulantes iraníes que formaban parte de la tripulación de un avión venezolano retenido en Buenos Aires y señaló que están en camino a Teherán.

«Los cinco tripulantes iraníes del avión venezolano incautado en Argentina fueron liberados después de 129 días de gestiones diplomáticas y campañas legales y consulares conjuntas de Irán y Venezuela», informó el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Naser Kananí.

«El juez de instrucción argentino finalmente declaró insuficientes e inválidos los documentos aportados por los denunciantes de este caso, la organización de la comunidad judía argentina DAIA y dos diputados sionistas del Parlamento de Argentina», detalló Kananí en la web del ministerio.

Caso del avión venezolano

Los cinco iraníes formaban parte de la tripulación de un Boeing 747 Dreamliner de carga, que fue propiedad de la empresa iraní Mahan Air y que ahora pertenece a Emtrasur, filial del Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicios Aéreos (Conviasa), empresas que están sancionadas por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos.

La aeronave ingresó en Argentina el 6 de junio procedente de México, haciendo escala en Venezuela, presuntamente para trasladar cargamento a una empresa automotriz, y dos días después despegó para ir a Uruguay a cargar combustible, pero aterrizó nuevamente en el aeropuerto argentino Ezeiza porque el país vecino no habilitó su aterrizaje.

A mediados de junio, un juez argentino ordenó la retención de los pasaportes de los miembros iraníes de la tripulación, quienes tenían plena libertad de movimientos, mientras se investigaba si uno de ellos tenía relación con la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán.

Argentina e Irán mantienen unas distantes relaciones desde el atentado contra la Asociación Mutual Israelita Argentina en Buenos Aires, que causó 85 muertos en 1994 y que se relacionó con Teherán.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!