pozo para
Foto: AFP

Los rescatistas que intentan sacar a 41 obreros atrapados en un túnel desde hace nueve días en India se preparan este lunes para perforar un nuevo pozo, después de que se suspendiese otra operación por temores a un nuevo derrumbe.

Las excavadoras retiran escombros y tierra desde el 12 de noviembre, cuando se derrumbó una parte de un túnel en construcción en el estado de Uttarakhand, en los Himalayas.

Los ingenieros intentaron introducir un cilindro de metal entre los escombros, lo suficientemente ancho para evacuar a los obreros, pero un crujido hizo temer otro derrumbe, por lo que abortaron este primer intento.

Los equipos se preparan ahora para perforar un agujero vertical desde lo alto de la colina donde está el túnel y necesitan que tenga una profundidad de 89 metros para llegar hasta los obreros.

Los rescatistas se comunican con los obreros utilizando radios y pudieron enviarles agua, alimentos, oxígeno y medicinas por un tubo de 15 centímetros de diámetro.

«Se están haciendo todos los esfuerzos posibles», declaró este lunes el ministro en jefe de Uttarakhand, Pushkar Singh Dhami, e insistió en que los «trabajadores atrapados en el túnel están a salvo».

Los expertos advierten del impacto del desarrollo excesivo de la construcción en Uttarakhand, donde amplias zonas del estado son propensas a los corrimientos de tierra.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!