La Agencia Federal de Aviación de Estados Unidos (FAA, por sus siglas en inglés) acusó este viernes a Boeing de ocultar documentos importantes vinculados al 737 MAX, inhabilitado para volar hace siete meses luego de dos accidentes que causaron 346 muertos.

Según la FAA, Boeing descubrió hace meses mensajes intercambiados por dos empleados de la compañía sobre el proceso original de certificación de la aeronave, en 2016, pero no reveló su existencia hasta el jueves pasado.

«La última noche (del jueves), revisé un documento preocupante que Boeing proporcionó a última hora al Departamento de Transporte», dijo Steve Dickson, administrador de la FAA, en una carta al jefe de Boeing, Dennis Muilenburg.

«Entiendo que Boeing descubrió el documento en sus archivos hace meses. Espero su inmediata explicación sobre el contenido de este documento y la demora de Boeing en informar de su existencia a los reguladores de seguridad», agregó.

Una fuente cercana al caso señaló que los empleados mencionan en sus intercambios que Boeing entregó a la FAA información engañosa sobre un software importante del 737 MAX.

En una conversación que data de 2016 entre dos pilotos de Boeing queda claro que el sistema automático que debía impedir el desplome del 737 MAX dificultaba la posibilidad de pilotear al avión en simulador.

En el documento, entregado por la empresa a una comisión parlamentaria de investigación, Mark Forkner, que en la época era piloto de Boeing, dice a un colega que el MCAS -el sistema que sería cuestionado tras dos accidentes que causaron 346 muertes- «descarrila en el sim» (el simulador, ndlr).

Wall Street reaccionó a estas informaciones con un descenso de 3,75% en las acciones de Boeing.

Contactada por la AFP, Boeing no respondió inmediatamente a la solicitud de comentarios.