Notre Dame
Foto: EFE

Este lunes 19 se reanudarán los trabajos de reconstrucción de la catedral de Notre Dame con medidas excepcionales de seguridad.

La reconstrucción paralizada desde el 25 de julio precede al proceso de descontaminación, limpieza y desinfección que comenzó el 13 de agosto.

El ministerio francés de Cultura y el equipo que dirige los trabajos de reconstrucción aseguraron estar «tranquilos» por lo hecho para evitar riesgos de contaminación en  París.

El prefecto Michel Cadot dirigió personalmente los últimos trabajos de control y puesta, a punto de un sistema de seguridad excepcional.

Según ABC, El interior y el exterior de Notre Dame fueron divididos en «zonas» donde aplicarán normas estrictas de seguridad.

Las precauciones

«Todo el mundo debe someterse a las mismas medidas de seguridad, incluidas las autoridades religiosas. Es necesario desnudarse, cambiarse de ropa, entregar la ropa usada, dentro de la catedral, para que sea desinfectada, para volver a usar una ropa ‘normal’, que debe lavarse y desinfectarse con mucha frecuencia», explicó Patrick Chauvet, canónigo de Notre Dame.

Los alrededores de Notre Dame, del Puente de Saint-Michel al extremo este de la Isla de Saint-Louis, fueron sometidos a controles muy estrictos. Así también las escuelas y guarderías de todo el corazón histórico de París.

La prefectura de París, la alcaldía y los distintos ministerios que siguen la gran crisis de Notre Dame (Cultura, Interior, esencialmente), crearon equipos especiales para un seguimiento diario de los trabajos y los riesgos potenciales.