El presidente de gobierno español, Mariano Rajoy, aseguró que no se callará ante la situación en Venezuela, y que está dispuesto a dar la batalla en defensa de un pueblo hermano como es el venezolano.

En declaraciones a Televisión Española, Rajoy respondió así al ser preguntado por las relaciones de España y Venezuela una vez que ambos países expulsaron a sus respectivos embajadores.

Rajoy aseguró que lo que ocurre en Venezuela es un problema de democracia, una situación en la que va a defender lo mismo que defiende para los españoles: “Que haya democracia, libertad, derechos humanos y progreso económico y social”.

El presidente de gobierno español considera que el problema en Venezuela es que el presidente Nicolás Maduro no solo se está saltando las normas básicas de la democracia, sino que está llevando a la gente a una situación límite. “Lo que está ocurriendo allí es inaceptable, y yo no estoy dispuesto a callarme y estoy dispuesto a dar la batalla en defensa de un pueblo hermano, como es el venezolano”, concluyó.

Relaciones. El ministro español de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, aseguró que España está dispuesta a ponerle fin cuanto antes al enfrentamiento diplomático con Venezuela, aunque reconoció que tomará tiempo.

Dastis ofreció estas declaraciones en una rueda de prensa en la que se le preguntó si España piensa nombrar nuevo embajador en Venezuela antes de las elecciones presidenciales que se celebrarán en el primer cuatrimestre del año. “Todavía no nos hemos planteado una fecha; es algo que tomará un tiempo”, afirmó.

El ministro indicó que ya conversó con el embajador español en Caracas, Jesús Silva Fernández, declarado persona no grata y expulsado de Venezuela el viernes pasado, quien llegó ayer a España. También precisó que la expulsión de Silva, a la que siguió también la salida de España del embajador venezolano, no era lo deseado.

Dastis cree que ahora es un poco precipitado empezar a pensar en un posible sustituto: “Aún tenemos que digerir la situación”. No obstante, aseguró que “España está dispuesta a poner fin cuanto antes, cuando se den las condiciones, al enfrentamiento con Venezuela para restablecer la situación”.

Silva aseguró que su salida del país, ordenada por el gobierno de Maduro, no está justificada, porque el Ejecutivo español no cometió en ningún momento algún tipo de injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

A su llegada al aeropuerto de Madrid-Barajas, el diplomático garantizó que los españoles que están en Venezuela van a seguir recibiendo la misma o mejor protección, porque la Embajada seguirá funcionado igual.

El diplomático partió el lunes desde el Aeropuerto Internacional Simón Bolívar y se despidió con la promesa de que seguirá trabajando desde España por el país.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo