Farc
"Hay un gobierno que está apoyando a un grupo terrorista como las FARC", dijo Igor Cuotto Arellano, consultor en Negociación y Manejo de Conflicto | Cararol

Luego de la reincorporación de Iván Márquez y Jesús Santrich a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, se prevé el inicio de enfrentamientos entre los reincorporados a las armas y otras organizaciones guerrilleras en la zona fronteriza con Venezuela.

Parte de estos conflictos surgirán porque las FARC tratarán de recuperar espacios, armamento, tráfico de droga, así como el reclutamiento de nuevos miembros.

Igor Cuotto Arellano, consultor en Negociación y Manejo de Conflicto, advirtió a El Nacional que en la frontera colombo-venezolana arreciarán las riñas entre las bandas delictivas que actúan por el control territorial.

En el caso colombiano habrá disputas por zonas de departamentos como Chocó, Antioquia, Arauca, Bolívar y Norte de Santander, que anteriormente eran de las FARC.

En un video difundido por Internet, Iván Márquez anunció que intentará un acercamiento con el ELN, cuyos integrantes penetraron en Venezuela con absoluta confianza.

«Históricamente esos dos grupos han estado enfrentados por territorios y por el control del tráfico de drogas. Hay que ver cómo va esa alianza tomando en cuenta que el ELN tiene mayor capacidad de fuego y, de repente, mayor control de rutas del narcotráfico, de la extorsión y del secuestro en Colombia», afirmó.

La Fundación Ideas para la Paz informó que para el momento de la firma del acuerdo de paz, las FARC manifestaron que tenían 14.178 integrantes, entre combatientes, milicianos y miembros en las cárceles colombianas. De ellos, 13.200 individuos fueron acreditados para el proceso de desmovilización y reincorporación a la sociedad civil, de los cuales solo 25%, es decir, 3.246 personas optaron por radicarse en las regiones de los llamados Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación.

8.720 ex rebeldes decidieron encarar vías alternativas para su reincorporación a la sociedad colombiana, pero existe 8% del número original, 1.052 personas, que escogieron labrarse su propio camino.

Se desconoce su paradero, de acuerdo con los datos oficiales. Se calcula que este pueda ser el grupo incorporado por las disidencias a la fracción fundada este jueves por Márquez y Santrich, entre otros.

Este número coincide con las declaraciones del senador y director del partido político FARC, Rodrigo Londoño, quien señaló que más de 90% de los desmovilizados se mantiene firme con el cumplimiento de los acuerdos de paz.

El TIAR e intervención militar

Cuotto Arellano señaló que este tema es de mucho cuidado. Cree que la gran pregunta sería si la Fuerza Armada Nacional Bolivariana estaría dispuesta a recibir ayuda militar internacional para poner un finiquito a los grupos subversivos en Venezuela.

Indicó que para que se produzca la intermediación de fuerzas externas, el llamado debe hacerse desde la base de Guaidó con el respaldo de la FANB.

«Debemos recordar que si Guaidó es reconocido por más de 50 países como presidente encargado, hay que tomar en cuenta también que la FANB reconoce como presidente a Maduro».

Ante ello, descartó que se active el TIAR o que se realice una intervención militar en Venezuela.

Elsa Cardozo, analista internacional, afirmó que Guaidó, desde su posición como presidente interino de Venezuela y de la Asamblea Nacional, debe ofrecer la seguridad al gobierno colombiano de que no darán abrigo a ningún actor violento que esté ligado al narcotráfico y a otras actividades criminales.

La analista dijo que este hecho despertó preocupación a escala internacional. Consideró que los gobiernos latinoamericanos deberían, en la OEA y en apoyo a las ya anunciadas gestiones colombianas en la ONU, adoptar y promover una condena colectiva al anuncio de rearme y la movilización en y desde Venezuela, a la vez que emprender una iniciativa de respaldo al cumplimiento de los acuerdos de paz.

Radicalización de la oposición 

Esta nueva etapa de la lucha armada podría también elevar la vena más radical de la oposición en el país, ya que la teoría sobre las alianzas entre el régimen de Nicolás Maduro con los miembros del ELN seguirá tomando forma.

Miguel Ceballos, alto comisionado para la Paz de Colombia, afirmó que Nicolás Maduro ha otorgado un «claro apoyo» a los líderes guerrilleros. Asomó que estos grupos, estarían recibiendo financiamiento de la «dictadura de Maduro».

«Detrás de todo eso hay un claro apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro y, en eso, queremos ser absolutamente claros. 47% del ELN está en Venezuela”, aseguró.

Nexos del chavismo con las FARC

«Colombia se propone, en la Corte Penal Internacional, denunciar a Hugo Chávez, presidente de Venezuela, por patrocinio y financiación de genocidas», así lo anunció Álvaro Uribe el 4 de marzo de 2008.

Para la fecha, Uribe fungía como presidente de Colombia y sus declaraciones se suscitaron tras los descubrimientos que hicieron las autoridades colombianas en tres computadoras incautadas a las FARC.

El hallazgo se produjo luego de que militares colombianos dieron una baja significativa al grupo irregular durante la Operación Fénix en la cual fallecieron 22 guerrilleros, entre ellos Édgar Devia alias Raúl Reyes, segundo cabecilla y portavoz de las FARC.

Óscar Naranjo, quien ocupaba la Dirección General de la Policía, informó que entre los documentos encontrados en los ordenadores, destacaba una carta que evidencia los nexos que había entre Chávez y los guerrilleros.

«No solo lleva implícita una cercanía, sino una alianza armada entre las FARC y el gobierno de Venezuela», dijo Naranjo en esa oportunidad.

El ex funcionario colombiano indicó que no solamente Chávez estaba comprometido sino también su ministro de Defensa, Ramón Rodríguez Chacín: “También hemos encontrado información que compromete al gobierno venezolano, particularmente el ministro Rodríguez Chacín”.

“El financiamiento de Venezuela a las FARC con 300 millones de dólares, fecha del 14 de febrero de 2008, concretamente corresponde a una correspondencia enviada por Iván Márquez al Secretariado, donde dice: ‘Camarada Secretariado por dos días nos reunimos con Rodríguez −se refiere al ministro Rodríguez Chacín−. Conclusiones principales: con relación a 300 que en adelante llamaremos dossier ya hay gestiones adelantadas por instrucciones del jefe del cojo las cuales comentaré en nota aparte”, reza parte del documento presentado por Naranjo y publicadas por Semana.

La nota de Semana detalla que Hugo Chávez agradecía la colaboración que le hicieron las FARC mientras se encontraba detenido por el intento del golpe de Estado en Venezuela en 1992. También sobre la entrega armamentos que hizo el entonces mandatario venezolano a los guerrilleros.

Accionar de guerrilleros en Venezuela 

Luis Fernando Navarro, comandante general de las Fuerzas Militares de Colombia afirmó el pasado 12 de septiembre que el ELN está en Venezuela y que parte de sus operaciones están dirigidas a la defensa del régimen de Nicolás Maduro.

Denunció que desde los límites con Venezuela, los irregulares están planificando atentados contra Colombia.

“El ELN y los grupos armados siempre han tenido como uno de sus objetivos atacar la infraestructura petrolera y es algo que han hecho”, señaló el funcionario en Caracol Radio.

Ya en mayo de este año Navarro afirmó que 45% del Ejército de Liberación Nacional se encuentra en territorio venezolano y que alias «Pablito» permanece en el Estado de Apure.

El pasado 13 de septiembre la Fundación Redes, Fundaredes, entregó al fiscal general encargado de Colombia, Fabio Espitia Garzón, un informe en el que especifica la ubicación exacta de los guerrilleros en territorio venezolano.

Javier Tarazona, director general de la organización, detalló en un mapa el sitio y la actuación de grupos disidentes de las FARC, Ejército Popular de Liberación, Fuerzas Bolivarianas de Liberación, paramilitares de las Autodefensas Unidas de Colombia, Los Rastrojos, Los Urabeños y Las Águilas Negras, en 17 estados de Venezuela.

 

Tarazona señaló que en los límites que comparten ambas naciones, los guerrilleros llevan adelante el tráfico de droga, contrabando, extorsión; reclutamiento y adoctrinamiento de niños, niñas y adolescentes; construcción de pistas clandestinas, además de labores de minería ilegal.

Coto rápido a Nicolás Maduro

Igor Cuotto Arellano, aseguró que el apoyo del régimen de Maduro a guerrilleros, como Iván Márquez y Jesús Santrich, forzará su salida del poder.

Dijo que Márquez y Santrich al retomar las armas generarán mayor conflictividad en la región y obligarán a los países que reconocen a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela a buscar un «coto rápido», ya que «hay un gobierno que está apoyando a un grupo terrorista como las FARC».

«Colombia es el único aliado estratégico de la OTAN en Latinoamérica y la posición de ese país no solamente con la guerrilla sino con el tema de Venezuela, es muy frontal», aseguró.

El abogado afirmó que esto podría generar una mesa paralela de negociación con los actores de la OTAN, además de más sanciones y acciones para el cese definitivo del régimen.

Cardozo, afirmó que la cercanía del régimen con los irregulares quedó evidenciada en la declaración de Maduro en el Foro de São Paulo, que daba la bienvenida a Márquez y a Santrich a Venezuela luego de la denuncia de Colombia sobre su presencia en el país.

Sin embargo, la internacionalista subrayó que hay que evaluar las posibilidades reales de resurgimiento de las FARC y, de ser así, sus capacidades reales de ofensiva: «Las acciones terroristas pueden ser de escala menor, pero de resonancia mayor», dijo.

Además indicó que otras de las evidencias «igualmente explícitas son los meses en los que desde Caracas se facilitaba el traslado de negociadores de las FARC a La Habana», añadió.

@Desiparra