El príncipe Andrés
La supuesta víctima de abuso sexual por parte del príncipe Andrés rompe el silencio en redes sociales.Foto: Getty Images

¿Qué le espera al príncipe Andrés tras el rechazo por la justicia de Estados Unidos de su recurso contra la demanda de una estadounidense que lo acusa de agresiones sexuales cometidas en 2001, cuando tenía 17 años?

Para juristas entrevistados por la AFP, si el segundo hijo de la reina Elizabeth II no logra un acuerdo financiero con la demandante, Virginia Giuffre, de 28 años, se juzgará en lo civil con un riesgo ínfimo de enfrentar un proceso penal.

Una de las dudas que se han presentado, es si el príncipe Andrés puede apelar, ante esto la respuesta de los juristas es, si.

Si. Tras la decisión publicada el miércoles del juez del tribunal federal de Manhattan, Lewis Kaplan, los abogados del príncipe británico pueden apelar.

Incluso pueden en teoría recurrir a la Corte Suprema de Estados Unidos, pero expertos dudan de que el proceso llegue hasta ese punto.

Proceso civil para el príncipe Andrés

En caso de que los recursos fracasen, «un proceso civil podría darse entre septiembre y diciembre» de este año, dijo en otoño de 2021 el juez Kaplan.

En ese caso, el duque de York, quien rechaza «categóricamente» las acusaciones, deberá entregar su testimonio juramentado en un gabinete de abogados.

El cuál probablemente se haga en el Reino Unido.

Asimismo, responder a preguntas formuladas por consejeros estadounidenses de la demandante.

Respuestas sometidas a pruebas

«Es un cuadro menos formal que un tribunal, pero puede ser muy largo, durar horas y ser bastante agresivo», explica a la AFP Bennett Gershman, antiguo fiscal.

Las respuestas del príncipe se someterán como pruebas ante un jurado de un proceso civil encargado de deliberar sobre una compensación económica para la demandante.

«Si no comparece, será juzgado en rebeldía y el juicio le será desfavorable», advirtió Richard Signorelli, abogado neoyorquino .

Podría procesarse de forma penal

La queja que Giuffre depositó en Nueva York en agosto de 2021 por «agresiones sexuales» que según perpetradas en 2001 en Londres, Nueva York y las Islas Vírgenes estadounidenses, residencias de los depredadores sexuales Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell, amigos del príncipe, no podrá convertirse en proceso penal por crímenes sexuales.

Pero nada impide que en el futuro fiscales estadounidenses inicien persecuciones penales contra Andrés si estiman que pudo cometer un crimen.

Pero, para el exfiscal Roger Canaff, eventuales persecuciones penales por «agresión sexual» no tendrían «base jurídica» para la justicia federal estadounidense.

Además, estarían prescritas en el estado de Nueva York.

De igual forma, incluso si el príncipe real británico no posee inmunidad diplomática según la prensa, juristas estadounidenses estiman que es muy difícil extraditarlo hacia Estados Unidos para un juicio.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!