José Ignacio Hernández, procurador designado por Juan Guaidó, presidente encargado de Venezuela, asegura que está haciendo lo posible para proteger los activos del país del régimen de Nicolás Maduro. 

En una entrevista exclusiva para la Voz de América (VOA), Hernández indicó que es el responsable de los litigios del país frente a la comunidad internacional, e hizo especial énfasis en la deuda pública en Venezuela, porque podría ocasionar pérdida de recursos. 

Señala que el caso de Citgo ha sido exitoso desde que Guaidó tomó el control. Considera que la empresa está en completo funcionamiento, sin riesgo de ser sancionada por Estados Unidos.

El procurador explicó que está preparando los procesos necesarios para cuando Maduro deje el poder, condición necesaria para poder realizar unas elecciones libres y llevar al país a un camino democrático.