El presidente francés Emmanuel Macron prometió reconstruir la catedral de Notre Dame y afirmó que gracias a la labor de los bomberos, se evitó lo peor.

«Lo peor se ha evitado, aunque la batalla todavía no se ha ganado totalmente. Las próximas horas serán difíciles, pero gracias al coraje de los bomberos, la fachada y las dos torres principales no se han caído», dijo Macron en rueda de prensa.

Recordó en primer lugar los servicios de extinción de incendios al afirmar que más de 500 hombres estuvieron por horas tratando de sofocar las llamas y siguen allí. «Lo hacen con un coraje extremo y gran profesionalismo», agregó.

El mandatario proclamó de forma solemne que Notre Dame será reconstruida «entre todos juntos». «A partir de mañana pondremos en marcha una suscripción nacional y más allá de las fronteras de Francia. Y haremos un llamamiento a los mayores talentos», anunció.

Junto a la catedral, el presidente subrayó: »Notre Dame es nuestra historia, nuestra literatura. Es el epicentro de nuestras vidas, el patrón de donde parten nuestras distancias».