El ministro de Exteriores de Portugal, Augusto Santos Silva, declaró este jueves que Nicolás Maduro tiene que entender «que su hora acabó» y que es necesario realizar elecciones justas y libres lo antes posible.

«Este régimen tiene que entender que su hora acabó y que es necesario realizar, en el plazo de tiempo más breve posible, elecciones justas y libres», sostuvo Santos Silva en declaraciones a medios portugueses.

Agregó que las elecciones deben ser «en los que los partidos puedan concurrir de acuerdo a reglas aceptadas por todos y de forma que las personas puedan escoger libremente».

Posteriormente, en una rueda de prensa en Lisboa, el ministro dijo confiar en que «no haya ninguna especie de represión contra las personas que manifestaron ayer en las calles de Venezuela pidiendo una cosa que nos parece simple, lógica y legítima: que el pueblo sea llamado de nuevo a decidir su destino».

«Nos parece que la profunda crisis económica, social e incluso de naturaleza humanitaria que se vive en Venezuela solo puede resolverse si es superado el ‘impasse’ político que ese país actualmente sufre, y ese ‘impasse’ solo puede ser resuelto a través de elecciones», insistió.

En este sentido, recalcó que «el único órgano de soberanía que surgió de elecciones que nadie contestó, ni interna ni internacionalmente, es la Asamblea Nacional», controlada por la oposición a Maduro.

«Desgraciadamente, fue vaciada de sus poderes, y por eso el apelo que hacemos es que se restauren los poderes de la Asamblea y se respeten, y se respete la integridad de todos los diputados», expresó.

La posición del Ejecutivo luso liderado por el socialista António Costa se expuso el mismo día en que se pronunció sobre el asunto el presidente de Portugal, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, quien calificó de «complicada» la situación en el país caribeño y abogó por «soluciones pacificas y no violentas».