Foto: EFE

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, declaró en Ottawa que la política hacia Venezuela no ha cambiado pese a los contactos mantenidos. Añadió que la presencia de Nicolás Maduro en el poder es un obstáculo para la democracia.

Durante una rueda de prensa, A Pompeo le preguntaron si los contactos de Washington con altos funcionarios venezolanos había cambiado la posición de Estados Unidos. A lo que respondió que, aunque la premisa de la pregunta estaba equivocada, “no se han producido cambios en la política” de su país.

El secretario de Estado añadió: “No puede haber elecciones libres en Venezuela si Maduro se mantiene el poder».