Foto EFE

Los detenidos en Bolivia por incumplir la cuarentena decretada para frenar el coronavirus se cuentan por centenares, entre ellos cuatro policías sorprendidos de karaoke pese a la prohibición de fiestas y la orden que quedarse en casa.

A los denunciados, que enfrentan un proceso para ser expulsados de la Policía Boliviana junto a tres civiles acusados también de estar de fiesta, deberán ahora quedarse en casa por orden de un juez, que decretó detención domiciliaria para los siete, según informó este martes la Fiscalía General del Estado de Bolivia.

Los siete fueron sorprendidos en un karaoke a puerta cerrada el pasado domingo a mediodía hora local, el primer día de cuarentena total en Bolivia, en la ciudad oriental de Santa Cruz, la mayor del país.

Un juzgado de lo Penal de esta ciudad determinó detención domiciliaria y otras medidas como arraigo, dos garantes personales y presentación ante la Fiscalía cada quince días para todos ellos, «que fueron encontrados consumiendo bebidas alcohólicas», de acuerdo con un reporte del Ministerio Público.

Un fiscal acusó a los siete de un supuesto delito de atentado contra la salud pública, con «peligro efectivo para la sociedad». Esto al considerar que tenían conocimiento del decreto de cuarentena total en toda Bolivia como medida de prevención del covid-19 «y aun así lo incumplieron», según la fiscalía.

Detenidos

Los detenidos en todo el país por incumplir la cuarentena fueron 1.199 solo en la jornada del pasado lunes, de acuerdo a datos del Ministerio de Gobierno (Interior) de Bolivia.

El ministro interino de Gobierno, Arturo Murillo, advirtió con pedir que la presidenta transitoria de Bolivia, Jeanine Áñez, declare «estado de sitio» en zonas donde no se respeten las prohibiciones decretadas.

Murillo subrayó que las penas por incumplimiento de estas medidas pueden superar los diez años de cárcel. Dio orden a policías y militares de «usar la fuerza con las personas que no quieran obedecer”.

Bolivia tiene al menos 28 casos confirmados de covid-19 y está declarada emergencia nacional entre las medidas para intentar que no aumenten los contagios.