Boundless Immigration, empresa de tecnología, publicó este miércoles un reporte en el que señala que el permiso de residencia permanente de Estados Unidos, patrocinado por familiares, puede demorar hasta 100 años en otorgarse. Agregó que 4 millones de inmigrantes se encuentran a la espera del documento.

El estudio indica que los cónyuges e hijos pequeños de residentes permanentes deben esperar un promedio de más de tres años para vivir juntos en Estados Unidos.

El análisis expuso los 10 datos más sorprendentes sobre la inmigración basada en la familia, en el que asegura que el plan del presidente Donald Trump, de limitar la llegada de extranjeros, reduciría drásticamente la inmigración en el país.

La empresa de tecnología indicó que hay una clara división entre la inmigración basada en la familia y la que se basa en destrezas, porque la mitad de personas que llegan lo hacen por parentesco que tiene con residentes permanentes o por las visas de estudiante.

«El debate sobre la inmigración basada en la familia está cargado de conceptos politizados como ‘bebés ancla’ e inmigración basada en el mérito», dijo Xiao Wang, responsable de la firma.

En su opinión, la reunificación familiar hace que Estados Unidos sea más fuerte, pues aportan destrezas que el país necesita y corrigen problemas demográficos importantes.

Anjana Prasad, abogada y asesora de Boundless Immigration, dijo que Estados Unidos tiene un proceso legal bien establecido.

«Si bien ese proceso puede y debe moverse más rápido, sería contraproducente alterar drásticamente el sistema para comenzar a poner en desventaja a los inmigrantes basados en la familia. La inmigración legal y basada en la familia es un aspecto positivo para nuestra economía y nuestro país», consideró.

Jared Kushner, asesor de Trump, presentó esta semana al gabinete una propuesta de ley migratoria que pondría fin a las lagunas legales sobre el proceso de solicitud de asilo y establecería un sistema basado en el mérito para los inmigrantes que buscan ingresar legalmente al país.

Si se aprobara este proyecto en el Congreso, los inmigrantes serían elegidos en función de si tienen un expediente académico destacado, algún talento extraordinario o profesión especializada.

.