pence coronavirus
Foto EFE

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, anunció este sábado que se someterá junto a su esposa, Karen, a la prueba del coronavirus después de que un colaborador suyo diera positivo, aunque aseguró que no hay razón para creer que estuvo expuesto al virus.

«Un miembro de mi personal dio positivo para el coronavirus, nos enteremos ayer en la tarde. Me complace informarles que él está bien, tenía síntomas como los de un resfrío por un día y medio», aseguró Pence durante la rueda de prensa diaria en la Casa Blanca.

Pence indicó que el funcionario no ha asistido a la Casa Blanca desde el lunes y aclaró que ni él ni el presidente tuvieron contacto directo con esa persona.

«Dada la posición única que tengo como vicepresidente y como líder de la fuerza de tarea sobre coronavirus de la Casa Blanca, nos harán la prueba a ambos, a mí y mi esposa», afirmó el vicepresidente. Insistió en que el médico de la Casa Blanca le aseguró que no era necesario someterlo a la prueba.

La información sobre el funcionario del equipo de Pence contagiado por el coronavirus se dio a conocer en la víspera por su secretaria de prensa, Katie Miller, quien desde entonces puntualizó que ni el presidente ni el vicepresidente tuvieron contacto cercano con la persona.

El estado de Nueva York decretó que todos los empleados de servicios no esenciales deberán dejar de acudir a sus puestos y trabajar desde sus hogares con el fin de reducir el ritmo de contagios del coronavirus. Mientras que en California se inició una cuarentena de la que solo se libran los servicios básicos.

Los casos de coronavirus en Estados, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, rondan los 15.219 entre confirmados y presuntos, y 201 decesos.

Sin embargo, los cálculos de la Universidad Johns Hopkins apuntan a 19.931 casos confirmados en el país y 275 muertos, 83 de ellos en el estado de Washington, 56 en Nueva York y 24 en California.