elecciones Madrid
Foto: EFE

Las votaciones en las elecciones regionales de Madrid avanzan a buen ritmo en las primeras horas de la jornada, con una participación de 28,44%, 2 puntos por encima de la correspondiente a los anteriores comicios autonómicos, celebrados en 2019, en los que fue de 26,14%.

Son los últimos datos ofrecidos por el gobierno regional madrileño sobre estas elecciones, que tienen una fuerte repercusión en el ámbito nacional, y a las que están llamadas a votar más de 5 millones de personas, en un día laborable y con grandes medidas de protección contra el coronavirus.

Aun así, desde que se abrieron los colegios electorales a las 09:00 am hora local se han registrado largas colas de ciudadanos y se espera que la participación se mantenga en los mismos niveles hasta la hora del cierre, a las 8:00 pm.

Ya han ejercido su derecho al voto los principales candidatos a presidir el Ejecutivo regional madrileño: la conservadora Isabel Díaz Ayuso (Partido Popular), actual presidenta autonómica; el socialista Ángel Gabilondo (PSOE); los izquierdistas Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Mónica García (Más Madrid); el liberal Edmundo Bal (Ciudadanos) y Rocío Monasterio, de la formación de ultraderecha Vox.

A las elecciones en Madrid, que es el motor económico del país y la tercera con mayor población, unos 6,7 millones de habitantes, concurren una veintena de candidaturas, aunque según los sondeos solo estas 5 o 6 tienen opciones de conseguir alguno de los 136 diputados del Parlamento regional, en el que luego tendrá que ser investido en nuevo gobierno.

La repercusión nacional viene marcada además por la rivalidad política entre Díaz Ayuso y el jefe del Ejecutivo español, el socialista Pedro Sánchez; la incógnita sobre el futuro del político de izquierdas Pablo Iglesias, que dejó el gobierno nacional de coalición con los socialistas del PSOE para ser candidato de Unidas Podemos en Madrid; y la expectación por los resultados de Ciudadanos, que se juega buena parte de su futuro tras la debacle de comicios anteriores.

Los partidos de izquierda ven los comicios como una oportunidad para frenar el ascenso de la ultraderecha de Vox, convertida en la tercera fuerza en el Congreso, la Cámara baja del Parlamento español, y que según los sondeos su apoyo podría ser clave para que los conservadores mantengan el poder en Madrid, donde gobiernan desde hace un cuarto de siglo.

Desde la derecha son vistos como un primer paso para dar un giro en el electorado que en un futuro le permita volver al poder en España.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo