Padre e hija que jugaban a reírse de las explosiones de las bombas lograron huir de la guerra en Siria
Foto: Archivo

Salwa, la niña que se reía del impacto de las bombas en medio de la guerra siria, y su padre, Abdalla Mohamed, quien le hizo creer que las explosiones no eran mas que fuegos artificiales, lograron llegar a Turquía.

A tan solo 10 días de que el video en el que se ve a Salwa riendo y jugando junto a su padre luego de que las bombas detonaran cerca de su casa, la familia logró que el gobierno turco los ayudara a cruzar la frontera.

«Las autoridades turcas se pusieron en contacto conmigo y nos llevaron a Turquía», dijo Abdalla a la agencia local Anadolu, reseñó El País.

Su amigo turco, quien viralizó el video en redes, fue una pieza clave para ayudar a la familia, que en días anteriores huyó de su ciudad natal por la guerra.

«Estoy feliz. Estamos lejos de la guerra, no hay explosiones, no hay aviones, no hay muerte. Es un sitio nuevo, no tengo trabajo, pero estoy feliz», dijo Abdalla.

Detalló que el gobierno turco le otorgó a él, a su esposa y a Salwa una identificación de refugiados que les permite estar legalmente en el país.

La historia detrás del video

El video, en el que se ve a Salwa y a Abdalla jugando y riendo a carcajadas cada que cae una bomba cerca de su antigua residencia, conmocionó al mundo.

En principio, Abdalla compartió el video con su amigo turco Mehmet Algan, a modo de confesión de lo que hacía para evitar que su hija creciera con traumas debido a las explosiones de las bombas por la guerra siria.

La historia conmovió a Algan al punto de que le pidió permiso para publicar el video en Twitter, donde ya cuenta con más de 2,7 millones de vistas.