El ex presidente de Costa Rica y Premio Nobel de la Paz, Óscar Arias, demandó por extorsión a una mujer que aparentemente le exigió dinero a cambio de que ella no lo denunciara por un delito sexual, y además denunció fuga de información del caso.

El abogado de Arias, Erick Ramos, dijo este jueves que la denuncia contra la mujer fue interpuesta el pasado lunes y aseguró que hubo una “fuga de información” del caso por parte de la Fiscalía hacia medios de comunicación. Ramos explicó que una abogada se hizo presente en su oficina para representar a una mujer, cuya identidad no se conoció, y que exigió 25 millones de colones (aproximadamente 45.000 dólares) a cambio de no divulgar en la prensa un supuesto delito sexual que habría cometido el ex presidente Arias.

“Son hechos muy graves que se presentaron el viernes pasado. Ella vino con una historia falsa y exige a don Óscar 25 millones de colones a cambio de no acudir a los medios”, detalló el abogado. Ramos relató que el lunes pasado acudió a la Fiscalía de la localidad de Pavas, en San José, a interponer la denuncia por extorsión y que poco tiempo después un periodista de un medio de comunicación lo contactó para pedirle un comentario sobre el caso.

El abogado afirmó que esto demuestra una “fuga de información” desde la Fiscalía, lo que considera un hecho “muy grave” y que afecta el proceso judicial, pues estaba a la espera de un operativo de marcaje de billetes. “Nos preocupa la actuación displicente, la fuga de información y la ausencia de una actuación proactiva del Ministerio Público para garantizar los derechos de un ciudadano”, afirmó. El abogado interpuso una denuncia para que se investigue este hecho como una “divulgación de secretos”.

La Fiscalía General explicó a EFE que tramita la denuncia por extorsión desde el lunes y que “respecto a la presunta fuga de información a través de un periodista, la Fiscalía rechaza que la información haya sido facilitada por esta entidad”. Agregó que en el caso de extorsión “la Fiscalía ordenó de manera inmediata diligencias de investigación al Organismo de Investigación Judicial, entre estas la ampliación de la denuncia a la víctima (Arias)” y que “nunca solicitó ni ordenó un operativo con marcaje de billetes, tal como lo solicitó la parte denunciante”.

El ex presidente Arias ha estado envuelto este año en una serie de denuncias (dos penales) de mujeres que aseguran haber sido víctimas de delitos sexuales que van desde hostigamiento sexual hasta violación. La primera denuncia penal fue presentada por la médica y activista por el desarme nuclear, Alexandra Arce von Herold, quien denunció al ex presidente el 4 de febrero, por una presunta violación sexual ocurrida en 2014 en la casa del político cuando ella buscaba apoyo para la causa contra las armas nucleares. Arce afirma que en su denuncia no está presentando ningún reclamo económico.

La segunda demanda judicial fue interpuesta el 7 de febrero por la Miss Costa Rica 1994, Yasmín Morales, quien acusa a Arias de abusos sexuales durante una visita que ella realizó a la casa del político, quien la invitó para regalarle un libro. La primera demanda, revelada el 5 de febrero por el Semanario Universidad, desató una serie de denuncias en medios de comunicación de mujeres que afirman haber sido víctimas de abusos y hostigamiento por parte de Arias.