Estados Unidos negó este jueves que el gobierno del presidente Donald Trump llegara al punto de planear una invasión de Venezuela, pero reconoció que la opción militar sigue sobre la mesa como una posible herramienta para que el país recupere la democracia.

«No se planeó una invasión», dijo a Efe un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El portavoz, que pidió el anonimato, reaccionaba así a los informes de prensa difundidos este miércoles, según los cuales Trump planteó en agosto del año pasado a algunos de sus principales asesores la posibilidad de invadir Venezuela.

La fuente confirmó que el presidente de EE UU preguntó por la vía militar, pero dijo que lo que quería era pedir opciones a su equipo para poder elegir ante la crisis humanitaria que hay en Venezuela.

«Preguntó sobre la opción militar, sobre la ayuda humanitaria, sobre las sanciones, sobre la cooperación internacional contra el régimen de Maduro. Fue una opción dentro de una serie de cosas diferentes», indicó.

«El presidente Trump ha motivado a la comunidad internacional para que trabaje unida para presionar a la dictadura de Maduro para que cambie su comportamiento autocrático», indicó el portavoz.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo