La Organización de Naciones Unidas presentó un informe este martes que revela que 17,8% de las mujeres en el mundo, aproximadamente una de cada cinco, afirma haber sido víctima de agresión física o sexual por su pareja en el año 2018.

El promedio global de mujeres maltratadas demuestra que la mayoría de casos proviene de Oceanía, donde una de cada tres mujeres afirmó ser víctima de violencia de género. El menor porcentaje se registró en Europa y Norteamérica, 6,1%; es decir, 1 de cada 16 personas.

A Oceanía le sigue Asia, 23% de las mujeres que aseguraron haber sido agredidas el año pasado; en África, 21,5%; el norte de África y Asia oriental con 12,3%; Latinoamérica y el Caribe 11,8%, y el este y el sureste asiático, 9%.

La ONU calcula que 3.000 millones de mujeres y niñas viven en países en los que la violación en el matrimonio no es tipificada como delito, mientras que en 19 países las mujeres están obligadas por ley a obedecer a sus maridos.

En el informe presentado se mencionan los cambios en los núcleos familiares, tales como la disminución de las tasas de natalidad y la creciente autonomía económica de las mujeres. Enfatiza que las familias pueden ser para ellas espacio de desigualdad en el que tienen más probabilidades de ser agredidas.

El análisis concluyó que la mayoría de los países podría implantar el paquete de políticas, propuesto por un costo inferior a 5% de su PIB por lo que la organización llamó a dar pasos en ese sentido y lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible en términos de igualdad entre hombres y mujeres.