Dos comités de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtieron este miércoles que los países de tránsito y de destino de migrantes venezolanos tienen la obligación de respetar sus derechos y libertades sin importar su estatus migratorio.

En un comunicado conjunto, el Comité sobre la Protección de todos los Trabajadores Migrantes y sus Familias y el Comité de los Derechos del Niño, expresaron su preocupación por la migración venezolana.

Según la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, más de 2.000.000 de personas han viajado a Colombia, Ecuador, Perú, Brasil y Chile en los últimos meses.

El comunicado resalta que en dicho periodo ha habido casos de violencia y se han establecido restricciones a la entrada o la estadía de los migrantes en dichos países.

«Los estados deben respetar las obligaciones de derechos humanos en las fronteras, incluyendo el derecho al debido proceso para todos los migrantes, sin tener en cuenta su estatus», puntualizaron.

Señalaron la importancia de que los países prohíban las expulsiones colectivas y de “que no detengan a los inmigrantes por el simple hecho de serlo».