La Organización de las Naciones Unidas manifestó su preocupación por Venezuela y considera que la crisis que atraviesa el país es un desastre humanitario mayor. “Naciones Unidas y el secretario general (António Guterres) están muy preocupados por Venezuela; yo creo que no hay agencia humanitaria que no esté preocupada por Venezuela porque es un desastre humanitario mayor”, declaró Virginia Gamba, secretario general de Naciones Unidas para la Infancia y los Conflictos Armados.

Destacó que la falta de acceso para poder llevar la asistencia humanitaria es algo deplorable y reprochó que Nicolás Maduro “no esté poniendo las necesidades humanitarias de la gente por delante de su voluntad política”.

Gamba explicó que la oposición en Venezuela es pacífica por lo que de momento no hay un conflicto armado abierto para incluir el país en su área de trabajo, pero sí Colombia, el principal receptor de migrantes venezolanos.

La representante internacional alertó sobre los riesgos a los que se enfrentan los menores que abandonan el país rumbo a Colombia, un gran número de los cuales no está acompañado, y son sumamente vulnerables a ser secuestrados, reclutados por grupos armados o a sufrir violencia sexual y otras violaciones de los derechos humanos.

La representante de la ONU indicó que ante una posible solución pacífica de la crisis venezolana en América Latina, siempre ha habido regulaciones regionales de grupos de países que tratan de garantizar la paz y de mediar los conflictos emergentes internamente en el continente.

Informó que en el año 2018 hubo, al menos, 24.000 violaciones verificadas de derechos humanos a niños en todo el mundo, 3.000 más que en el año anterior. 3 tipos de esas violaciones verificadas –secuestros, violencia sexual y asesinatos– están en aumento.