Pedro Sánchez jugadoras

El primer ministro español en funciones, Pedro Sánchez, afirmó este sábado que las jugadoras españolas han dado «una lección al mundo» con su actitud tras el beso forzado y la negativa a dimitir del suspendido presidente federativo, Luis Rubiales.

«Nuestras jugadoras han ganado dos veces: una en el campo, y luego dando una lección al mundo, de igualdad entre hombres y mujeres». Afirmó el socialista Pedro Sánchez en un discurso en Málaga. Alabó la decisión de las 23 campeonas del mundo de no volver a vestir la camiseta nacional si no hay cambios en la dirección de la Federación Española de Fútbol (RFEF).

En la entrega de medallas tras la final del Mundial femenino que ganó España, el presidente de la RFEF besó a Jenni Hermoso en la boca. Esto ha suscitado la sorpresa e indignación internacional.

«Un país feminista»

«España es un país feminista», explicó Pedro Sánchez, hablando de «mujeres que han decidido no volver a someterse. Nunca más. Se acabó», en alusión al eslogan coreado en las manifestaciones de apoyo a Jenni Hermoso.

Y preguntándose si «ha causado daño a la imagen exterior de España», el jefe del gobierno consideró que «no». «Yo creo que la marca España es la reacción ejemplar de las judadoras de la selección española de fútbol y la reacción espectacular de la sociedad española que ha dicho junto a ellas ‘se acabó’, y ese se acabó es con todas las consecuencias, también para los dirigentes».

Unas horas después del discurso en una asamblea de la RFEF en la que Luis Rubiales aseguró que no dimitiría y dijo que el beso había sido consentido, las 23 campeonas del mundo junto a varias decenas de jugadoras firmaron un comunicado en el que rechazaban volver con la selección si no había cambios en la dirección.

La FIFA, que ha abierto un expediente disciplinario contra Rubiales, lo suspendió durante tres meses al día siguiente de la Asamblea. Mienras en España, el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) también le abrió un expediente.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!