Jesús Lácides Mosquera, uno de los soldados que perdió la vida en el accidente. | Foto: El Tiempo

El padre de uno de los militares que fallecieron este lunes en el Festival de las Flores de Medellín, aseguró que su hijo no quería participar en la maniobra porque no se estaban considerando los riesgos.

“Yo hablé con él un día antes, el sábado, y me dijo que no quería ir a la maniobra en la que luego murió, porque no se estaba teniendo en cuenta la línea de riesgo”, dijo Jesús Mosquera.

El padre del oficial de la Fuerza Armada Colombiana Jesús Lácides Mosquera, exhortó a las autoridades a investigar si hubo o no manos criminales en el accidente, que calificó de absurdo. Además, pidió que la investigación no pase a la justicia penal militar.

Mosquera no descarta demandar a la nación por el suceso. Expresó que no entendía por qué su hijo, con 18 años en la FAC, fue escogido para esa maniobra de exhibición si este tipo de misiones se le suele asignar a personal con menor trayectoria.

“Debemos esperar a ver qué pasa con ese proceso, pero en la justicia castrense no se puede confiar, mire todos los casos de corrupción que se han conocido”, advirtió.

Mosquera, cabeza del partido Polo Democrático en el departamento del Chocó, dijo que el suboficial cursaba noveno semestre de Derecho y que dejó a un hijo de 9 años de edad: «Nos lo quitaron cuando estaba a punto de convertirse en abogado. Su esposa Karen está destrozada al igual que toda la familia».

¿En manos del FBI?

Mosquera espetó a la cúpula militar: “¿Ustedes hubieran enviado a sus hijos a un ejercicio tan riesgoso como ese en el festival? No creo, fue una irresponsabilidad. Ellos ponen en riesgo a los hijos ajenos, que por lo menos sigan los procedimientos, que dejen de estar improvisando. Lo que pasó fue absurdo, y ahí el estamento militar está fallando”.

La FAC anunció una investigación interna para establecer si la soga de la que pendían los dos militares fue manipulada por terceros. La Fiscalía no descarta pedir ayuda a personal del FBI para aclarar lo sucedido.

Expertos explicaron que la soga estaba dispuesta para resistir hasta 10 hombres con armamento, por lo que no se explican cómo no aguantó a dos, con tan solo la bandera de Colombia en sus manos.

La familia del otro suboficial, el técnico cuarto Sebastián Gamboa, aún no ha ofrecido declaraciones.