Esposa
Foto Pablo PORCIUNCULA / AFP

El expresidente de Uruguay José Mujica (2010-2015) aseguró este martes que se siente mucho mejor y aliviado con el tratamiento al que se somete contra el cáncer de esófago que le fue diagnosticado en abril.

«Me faltan 6 funciones (de radioterapia), son 32. Estoy mejor, mucho mejor, pero vamos a ver el resultado. Los médicos están muy conformes, estoy comiendo mejor», dijo a la prensa durante la presentación del libro José Mujica, otros mundos posibles, en el que participan escritores uruguayos.

Afirmó que previo a la detección de la enfermedad estuvo «bastante asustado» e insistió en que ahora se encuentra «más aliviado».

«Me recuperé, había caído mucho. Curiosamente, desgracia con suerte. Yo tengo varios balazos encima y a consecuencia de uno perdí medio pulmón y después mi corazón agarró más para la izquierda, porque tiene más espacio y eso me favorece ahora», manifestó el exmandatario.

Mujica en tratamiento

El 29 de abril, Mujica anunció en rueda de prensa que tiene un tumor en el esófago.

«Necesito informarles que el viernes pasado concurrí al (centro hospitalario) Casmu a hacerme un chequeo en el cual se descubrió que tengo un tumor en el esófago, que es algo obviamente muy comprometido y que es doblemente complejo en mi caso porque padezco una enfermedad inmunológica hace más de 20 años», dijo entonces el expresidente, de 88 años de edad.

Agregó que esta le afectó -entre otras cosas- los riñones, lo que crea «obvias dificultades» para técnicas de quimioterapia o de cirugías.

Dijo que mientras pueda seguirá militando junto con sus compañeros, fiel a su manera de pensar, y entretenido con sus verduras y sus gallinas.

Agregó que la única libertad que existe está en la cabeza y se llama «voluntad».

«Si no la utilizamos no somos libres. Y esto hay que entenderlo. Este desafío lo tienen las nuevas generaciones. Y la vida es tan hermosa que no tiene sentido que la sacrifiquen por estupideces. Por lo demás, estoy agradecido y, al fin y al cabo, que me quiten lo bailado», concluyó.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!