Un hombre incendió este jueves las instalaciones  de un estudio animé, en la ciudad Kioto (Japón), que causó la muerte de 33 personas y decenas de heridos.

Los estudios Kyoto Animation ocupan un edificio de tres plantas que se consumieron rápidamente por las llamas que inició el sospechoso. El fuego comenzó hacia las 10:30am y se logró apagar cinco horas después.

La policía confirmó a la cadena de televisión NHK la cifra de muertos, lo que convirtió el caso en el incendio más grave en décadas.Los bomberos de la ciudad informaron que en el momento del siniestro estaban en la edificación setenta personas.

Fuentes oficiales indican que el presunto responsable pudo realizar la acción por venganza, explicaron que los estudios copiaron alguna idea y decidió presentarse allí para desatar la tragedia.

El sujeto sufrió quemaduras en los brazos y piernas. Mientras la policía lo custodiaba indicó que los estudios le habían copiado algo y por eso actuó así. Al hacerlo se declaró culpable del suceso.

Un responsable de la compañía señaló que la empresa había recibido amenazas lanzadas contra uno o varios empleados desde hace un par de años, y habían puesto el caso en manos de los abogados.

La tasa de criminalidad es baja en el país asiático, sin embargo, se han registrado crímenes sangrientos en los que individuos, fuera de sus cabales, matan indiscriminadamente.

Usuario de Twitter expresaron su dolor por el hecho.