Un terremoto de magnitud 6.3 sacudió este lunes el norte de Filipinas, sismo que dejó al menos cinco muertos y varios daños materiales que aún están monitoreando las autoridades.

El fuerte movimiento causó la sacudida de los edificios, como el complejo de apartamentos Anchor Skysuites de 53 pisos donde se quebró la piscina de la terraza.

Un video capta el preciso momento cuando el agua de una piscina del rascacielos en la capital de ese país se desbordó por un lado de la edificación.

Lilia Pineda, gobernadora de Pampanga, declaró que un número indeterminado de personas permanece atrapado en un supermercado y que los recatistas están trabajando para salvar a los sobrevivientes.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo