Mike Pompeo
La atención del gobierno de Donald Trump se centra en Cuba y Venezuela | Archivo

Mike Pompeo, secretario de Estado norteamericano, indicó que este lunes que su país ayudará a las naciones que quieran detener los hechos violentos que se han registrado en la región latinoamericana.

Denunció que los gobiernos de Cuba y Venezuela promueven esos actos y luego se aprovechan de las protestas ocasionadas. Sin embargo, no ofreció detalles que respaldaran los señalamientos, detalló Reuters.

Ejemplificó con los recientes conflictos civiles registrados en Bolivia, Chile, Ecuador y Colombia. Indicó que este último cerró sus fronteras con Venezuela por miedo a los manifestantes de este país. 

«En el gobierno seguiremos apoyando a los países que intentan evitar que Cuba y Venezuela secuestren esas protestas y trabajaremos con (los gobiernos) legítimos; evitaremos que las protestas se conviertan en disturbios y violencia que no reflejan la voluntad democrática de la gente«, dijo Pompeo.

Desde que Donald Trump asumió la Presidencia en 2017, las relaciones entre Estados Unidos y Cuba está en un continuo deterioro. Su gestión ha minimizado las relaciones establercidas durante el gobierno de Barack Obama.

La tensión se centra en Venezuela, cuyo régimen dirigido por Nicolás Maduro es calificado de corrupto y señalado de cometer violaciones de los derechos humanos.