Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, se reunió con estudiantes venezolanos en Houston que salieron del territorio debido a la crisis que padece el país.

Los jóvenes acudieron al Instituto Baker de Política Pública de la Universidad Rice para exigir al representante estadounidense no abandonar la causa por la libertad de la nación.

Una de las asistentes a la reunión aseguró a Pence que tuvo que salir del país por la seguridad de sus tres hijas. Agregó que acudieron al evento para «levantar la voz en nombre de todos los venezolanos». 

«Estaremos con ustedes, hasta que su país recobre la libertad. Queremos que vuelvan a una Venezuela libre. Muchas gracias a todos estas son las historias que estamos oyendo, son más de 3 millones de personas que nos rodean que han tenido que salir por lo que vive Venezuela», dijo Pence a los venezolanos que prsentes.