La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet
Foto: Archivo

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, negó estar vinculada con la constructora brasileña OAS.

«Mi verdad es la misma de siempre, no he tenido nunca vínculos con OAS ni con ninguna otra empresa», dijo Bachelet.

Leo Pinheiro, ex presidente de OAS, aseguró haber donado 143.000 dólares a la campaña electoral de la ex mandataria en 2013.

El empresario dijo que el dinero se depositó a través de un contrato ficticio firmado con la empresa Martelli y Asociados.

El titular de esta compañía es Giorgio Martelli, un operador político que actuó como financista de Bachelet en campañas electorales.

Bachelet consideró que los hechos que sostiene Pinheiro son especulativos.

La alta comisionada subrayó que tanto Lula como Ricardo Lagos negaron los hechos que denuncia Pinheiro, que se encuentra detenido desde 2016 y acusó a Lula de recibir un apartamento a cambio de favores políticos a OAS.