Foto: Cortesía

Uno de los acuerdos más extendidos entre analistas políticos, funcionarios y dirigentes de diversa extracción es que la marcha de la economía condujo a la derrota de Mauricio Macri en las elecciones del domingo pasado.

Con el resultado confirmado y la sucesión presidencial en marcha, se consultó a economistas para evaluar el desempeño del gobierno en ese punto crítico.

A continuación, una lista de errores y aciertos en materia económica de la gestión de Cambiemos según diversos especialistas.

Errores:

Programa económico

El principal reclamo al gobierno de Macri es el desequilibrio de su programa económico. Para Amilcar Collante, miembro de Centro de Estudios Económicos del Sur, hubo una falla de diagnóstico y de diseño.

“La política fiscal y cambiaría era inconsistente y no era sustentable”, aseguró. En este sentido, señaló que los primeros dos años de gobierno el déficit se mantuvo casi en mismo nivel que había heredado y, cuando se cortó el crédito, debió ajustar “por las malas”.

Marina Dal Poggetto, directora de EcoGo, también cuestionó las inconsistencias del programa económico. Además mencionó que el principal error fue el desequilibrio entre política fiscal, monetaria y tarifaria. “Los errores estuvieron en la macro”, aseguró.

La especialista explicó que el objetivo de desinflación del Banco Central no era consistente con la agenda tarifaria ni con el gradualismo fiscal. “Pensaban que las tarifas no eran inflacionarias y que la corrección cambiaria y salida del cepo tampoco lo eran”, argumentó.

La economista explicó que Macri desajustó los primeros años y ajustó los segundos dos.

“Fue una economía que aumentó el nivel de endeudamiento y los desequilibrios fiscales”, añadió.

Dal Poggetto, manifestó que hubo falta de diagnóstico y se intentó “manejar desde atrás una corrida lanzada a una economía sobre extendida”.

Por su parte, Alfredo Gutiérrez Girault, economista y consultor, dijo que hubo una inconsistencia entre las medidas y las secuencias. El economista enfatizó que, si bien las medidas impuestas por Macri podían haber sido buenas, el problema fue la dosis de aplicación. “Hubo demasiado gradualismo por mucho tiempo”, agregó Gutiérrez Girault.

Sobreestimación del financiamiento internacional

Si bien está relacionada con los errores ya nombrados, la sobreestimación del crédito disponible fue uno de los desaciertos que impidió una política equilibrada, de acuerdo con los expertos.

Dal Poggetto señaló que se trató de un error de diagnóstico, dado que “suponían que, porque los mejores llegaban al gobierno, iban a tener un shock de inversiones”.

Al mismo tiempo, Gutiérrez Girault explicó que si no se hubieran sobreestimado las condiciones de financiamiento en el mundo (y si se hubiera operado con menos gradualismo), se hubiera llegado a una situación fiscal más equilibrada para enfrentar un 2018 adverso.

El economista nombró como ejemplo de la búsqueda de financiamiento para el sector público, la reimplementación de retenciones en septiembre de 2018. A eso le suma la subestimación de la importancia de la caída de los precios de las materias primas, que afectó las exportaciones.

No explicar la herencia

Para Gutiérrez Girault, no haber explicitado los índices económicos y fiscales del país que recibió la administración de Macri en 2015, generó una expectativa de que el camino por delante era más fácil.

“Cuando la sociedad se dio cuenta de que era complicado, se enojó, y se tuvo que ajustar de golpe. Se redujo el nivel de gasto de forma abrupta e inesperada y todo esto afectó a la actividad económica”, agregó.

Anticipar resultados

Collante aseguró que el equipo de Macri hizo diagnósticos temporales, y anticipó resultados.

“Han sobrevendido expectativas y esas expectativas se pagan en economía”, agregó. Entre los errores, enumeró cuando el gobierno afirmó que era fácil salir de la inflación o cuando anunció la promesa del “segundo semestre”.

Collante, dijo que, deberían haber sido más cautos, dado que “la precaución termina pagando”.

Aciertos
Normalización del Indec

“El gobierno ganó reputación con la credibilidad del Indec”, insistió Collante, quien aseveró que falsificar la economía pública tiene efectos sobre la economía real.

Advirtió que la normalización permite planificar la política. “Manejas teniendo un tablero de control que dice la realidad y cómo impacta la política en tus variables. No puedes administrar algo que no se mide o está falsificado”, sentenció.

Negociación de la deuda con los holdouts

La solución a la renegociación de la deuda con los principales fondos internacionales, llevada adelante por el entonces ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, y su secretario de Finanzas, Luis Caputo, a principios de 2016, es considerada por algunos de los consultados como uno de los mayores logros del gobierno.

Entre las ventajas, se determinó que la negociación se hizo de forma rápida y eficaz y que era un paso necesario para normalizar la situación financiera internacional del país.

Reinserción en el mundo

La apertura de nuevos mercados de colocación de productos agrícolas, como la comercialización de limones en Estados Unidos, la firma de acuerdos de exportación con China o el acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea, son algunos de los hitos celebrados como aciertos del macrismo.

A los acuerdos de exportación se le suma también la cumbre del G-20 organizada en noviembre de 2018 por la administración nacional.

“Nos puso en la vidriera del mundo en una posición en la que el país no había estado nunca. Era una asignatura pendiente”, enfatizó Gutiérrez Girault.

Inversión en infraestructura

Uno de los grandes caballitos de batalla de Cambiemos es la enumeración de las obras públicas llevadas adelante por su gestión. Entre las viales están el mejoramiento y la construcción de rutas, autovías, autopistas, viaductos y Metrobuses, la modernización de puertos y la inauguración de nuevos aeropuertos. Todas impulsaron la productividad.

Guitérrez Girault apuntó que la inversión en infraestructura social, como cloacas y saneamiento, fue clave en los primeros dos años del gobierno.

Dentro de la apuesta por la infraestructura, Collante remarcó la inversión en Vaca Muerta, en la energía eólica y el litio. “La Argentina empezó a jugar un papel que no tenía. Se avanzó en cuanto a las exportaciones, era algo pendiente. El país insumía muchos dólares y ahora está cerrando esa brecha por energía”, indicó el experto.

Desregulación y clima amigable

Los economistas consultados enumeraron diferentes medidas de desregulación que consideran acertadas. Gutiérrez Girault marcó que el clima de libertad para los negocios se mantuvo hasta el último tramo de la crisis.

“Hasta las paso el clima era más amigable. A partir de los últimos meses se tomaron medidas extraordinarias, como el cepo”, señaló.

Por otro lado, Collante destacó la salida del cepo al dólar que llevó adelante Macri al inicio de su mandato. “Cuando asumió pudo salir de forma rápida. Tenía pocas reservas, pero mucha credibilidad. Arrancó con un movimiento que fue acertado”, añadió.

Dal Poggetto enumera la desregulación de la aeronavegación, que permitió la incorporación de aerolíneas low cost, como JetSmart, Norwegian y Flybondi, y remarcó la forma en que PAMI compra medicamentos como un ejemplo de avance en la transparencia.

El gradualismo, ¿ventaja o desventaja?

Mientras que para Guitérrez Girault el problema del gradualismo fue su dosis, para Dal Poggetto el error fue la inconsistencia del gradualismo. “El concepto de que el ajuste debía ser gradual estaba bien, pero no se hizo. Se tomaron medidas que aumentaron un desequilibrio que se financió”, argumentó.


La democracia muere cuando hay censura. Hoy tú puedes ayudar a mantener el periodismo independiente solo con USD 3 al mes. ¡Aporta y sé parte de la solución!


amex logo Master Card logo PayPal logo Visa logo Zelle logo