HAITÍ

Durante tres horas, la delegación de la Defensoría del Pueblo de Colombia logró reunirse con los 18 exmilitares colombianos presos en Haití  por el magnicidio del presidente Jovenel Moïse, el 7 de julio pasado.

Tras acudir a la OEA para que les permitieran la entrada al centro carcelario en el que se encuentran, se evaluó su situación médica y judicial. Además, lograron que cada uno de ellos les enviaran a sus familias una prueba de supervivencia: cartas en las que  describen su difícil situación.

El Tiempo tuvo acceso a la información que se ventiló en el encuentro.

Según pudo verificar la Defensoría, muchos sufrieron golpes y tienen heridas de arma blanca. Al parecer, las recibieron al momento de su captura por ciudadanos. Los casos graves han recibido atención médica.

Sin embargo, todos, sin excepción, manifestaron su temor a ser asesinados si son trasladados a una prisión, como ya les anunciaron.

También dijeron que si bien es un alivio la visita de la Defensoría y de la Cancillería, están solos, aislados, no entienden el idioma y nadie les ha prestado asistencia judicial.

A pesar de ello, han sido sometidos a largos interrogatorios como parte de la investigación.

Sin control judicial

En este punto insistieron en que los interrogatorios no han contado con el control de una autoridad judicial.

De manera oficial, el vicedefensor del Pueblo, Luis Andrés Fajardo, señaló que la visita se adelantó «gracias al apoyo de la OEA y de su representante en Haití», así como de autoridades de ese país.

«Durante la visita, que duró más de tres horas, se pudo hablar con todos los 18 colombianos que fueron pasando en grupos de dos personas. Analizamos el estado de su salud física y mental; revisamos las condiciones de detención. También, junto al abogado de la Defensoría pública, se les indagó por elementos clave del proceso que actualmente cursa contra ellos. Cada uno de los 18 detenidos pudo, bajo la autorización del gobierno de Haití, escribir una carta para sus familiares», explicó el funcionario.

Y agregó: «Con la información que la Defensoría obtuvo en la visita, como también los informes de la visita del defensor del pueblo a la oficina de protección de ciudadanos, se va a construir un informe. El texto se enviará a las instituciones nacionales y a la OEA, que han vigilado el proceso que se está llevando a cabo con los colombianos detenidos en Haití».


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!