Emtrasur
Foto cortesía

El avión venezolano-iraní retenido en Argentina y confiscado por Estados Unidos tocó tierra en Florida. Al mediodía de este lunes el Boeing 747-300 de matrícula YV3531 aterrizó en suelo estadounidense.

Este avión, previamente incautado por la Justicia estadounidense, fue objeto de controversia al desafiar sanciones internacionales y tener supuestos vínculos con organizaciones terroristas.

El vuelo, que despegó en la madrugada desde el Aeropuerto Internacional de Ezeiza en Buenos Aires, siguió una ruta que incluyó sobrevuelos por Chile, Perú, Ecuador, Colombia y algunas islas del Caribe.

A pesar de las advertencias del régimen de Nicolás Maduro sobre su ilegalidad, el avión aterrizó en el Aeropuerto de Capacitación y Transición de Dade-Collier, ubicado a 36 millas al oeste de Miami, al llegar a territorio estadounidense.

La historia de este Boeing 747-300, perteneciente a Emtrasur, comenzó con su retención en Argentina desde el 7 de junio de 2022. La aeronave, con 19 personas a bordo, 14 venezolanos y 5 iraníes, despertó sospechas que llevaron a una investigación por presuntos vínculos con organizaciones terroristas.

Antecedentes

Antes de su transferencia a Venezuela, la aeronave formaba parte de Mahan Air. Esta aerolínea fue sancionada por Estados Unidos por su conexión con Hezbollah y las Fuerzas Quds de la Guardia Revolucionaria iraní.

Gholamreza Ghasemi, el capitán registrado, tenía antecedentes como excomandante de la Guardia Revolucionaria de Irán y participación en la junta directiva de la aerolínea Qeshm Fars Air.

La Justicia estadounidense ordenó el decomiso del avión debido a violaciones de las leyes de control de exportaciones de Estados Unidos.

Mahan Air, en octubre de 2021, transfirió el control de la aeronave a Emtrasur sin autorización gubernamental, desencadenando las acciones legales.

Mahan Air y Qeshm Fars Air ya habían sido designadas por la OFAC en 2011 y 2019, respectivamente, por su apoyo material a las Fuerzas Quds de Irán.

Además, Conviasa, la empresa matriz de Emtrasur, también fue designada en 2020 por la OFAC, con su flota bloqueada conforme a una Orden Ejecutiva en 2019.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!