Gabriel Rosario, un venezolano radicado en Chile desde hace cuatro meses, rescató a una niña que se lanzó al mar por presentar un bajo estado de ánimo.

El joven venezolano practicaba natación en el país antes de emigrar. Cuando vio a la niña ahogarse en el mar, se lanzó de forma inmediata para rescatarla.

“Ella (la niña) estaba como apagada, como triste y ese fue el motivo por el que me lancé”, comentó Gabriel a un chileno que lo abordó para preguntarle qué pasó.

El ciudadano chileno le agradeció a Gabriel por haber salvado a la niña del agua: ”Gracias por rescatar a una compatriota nuestra”, dijo.