El puente internacional Simón Bolívar podría estar en riesgo de colapsar debido al peso que existe por los contenedores ubicados el 5 de febrero para impedir el paso de la ayuda humanitaria.

El elevado fue bloqueado por dos contenedores más, que fueron ubicados, al parecer, por militares venezolanos, con el fin de restringir el desplazamiento de los ciudadanos.

El director de Migración Colombia, Christian Kruger Sarmiento, consideró que Venezuela pone en riesgo a la población, debido a que, a su juicio, se está colocando carga estática no solo en el puente Simón Bolívar, sino también en el de Tienditas.

«No vamos a permitir que esa clase de actuaciones se sigan adelantando. Vamos a iniciar esas acciones judiciales, esas acciones internacionales», aseguró Kruger.

El gobierno colombiano señaló que los tres contenedores suman 30 toneladas de peso al puente, lo que podría deteriorar la estructura en poco tiempo.