Al menos 9.000 niños venezolanos tienen la comida garantizada gracias al Programa de Alimentación Escolar que se implementa en las instituciones escolares de Cúcuta por el gobierno de Colombia y el apoyo de la Organización de las Naciones Unidas.

Mediante el Programa Mundial de Alimentos, más 7.800 raciones de comida son aportadas a las escuelas de la región. 14 colegios cercanos a la frontera colombo-venezolana tienen prioridad por el Ministerio de Educación, reseñó el diario La Opinión de Cúcuta.

Para cumplir con las cuotas, se ha requerido un financiamiento de más de 3.000 millones de pesos. Varios países han apoyado la causa para las escuelas que, actualmente, registran más de 10.000 venezolanos matriculados solo en Cúcuta.

Jhon Alexander Ramírez, representante del programa, informó que en la actualidad se distribuyen más de 180 toneladas de alimentos, divididas en 120 toneladas para el Programa de Alimentación Escolar y las restantes 60 toneladas para el Programa Mundial de Alimentos.

“90% de los alimentos son adquiridos en la ciudad colombiana. Pretendemos que se fomente también la economía y el empleo en las zonas de Cúcuta y Norte de Santander”, señaló Ramírez.

Con información de La Opinión