El Programa Mundial de Alimentos (PMA) inició un plan para atender a 350.000 venezolanos que han llegado a Colombia y ayudar a frenar la crisis humanitaria en la región fronteriza.

“El objetivo a través de esta respuesta es llegar a (atender a) 350.000 personas que han llegado desde Venezuela, particularmente a los más vulnerables, mujeres y niños, de una manera rápida”, comentó Miguel Barreto, director regional de PMA.

Según los datos de PMA, 90% de los 350.000 venezolanos que han llegado a Colombia tienen “algún tipo de inseguridad alimentaria” por falta de acceso, disponibilidad o consumo de alimentos.

El objetivo del plan es reducir los riesgos generados por temas de seguridad alimentaria, nutrición y salud.

La PMA desplegó un equipo y estableció tres suboficinas en los departamentos fronterizos de La Guajira y Arauca “para responder directamente a estas necesidades, a solicitud del gobierno de Colombia”.

“Se otorgará aproximadamente 38 dólares por mes por cada miembro de familia por tres meses. Estamos hablando de poblaciones altamente vulnerables, particularmente de mujeres con niños pequeños”, explicó Barreto.

El apoyo será otorgado a los migrantes venezolanos que se encuentren en los albergues de las zonas fronterizas donde también estableceran centros para dar alimentos calientes.