ronald ojeda

Este viernes 1 de marzo las autoridades chilenas confirmaron que identificaron a tres sospechosos del crimen del exteniente venezolano Ronald Ojeda.

La Fiscalía y la Policía de Investigación de Chile informaron que fue detenido un adolescente de 17 años, de nacionalidad venezolana.

«Se logró la detención de un ciudadano venezolano que se encuentra irregular en el país, de 17 años, que fue detenido en virtud de una orden de detención emitida por el juzgado de garantía competente», señaló el fiscal Héctor Barros de la Fiscalía ECOH.

El fiscal agregó, además, que existen otras órdenes de detención pendientes de ejecutar contra otros partícipes de este hecho que despertó la condena de la opinión pública.

También detalló que, como parte de las investigaciones, se realizaron varios allanamientos con el objetivo de obtener evidencias y capturar a los demás involucrados.

Barros mencionó, del mismo modo, que realizan diligencias en un campamento de Maipú para dar resolución al crimen de Ronald Ojeda.

Tras los responsables del crimen de Ronald Ojeda

Sobre el caso precisó que el cuerpo del ex militar venezolano fue localizado sepultado bajo una estructura de cemento, dentro de una maleta.

Por su parte, el jefe de la BIPE antisecuestro, Hassel Barrientos, informó que se encuentran tras la pista de los responsables del crimen.

«Se logró la identificación de tres personas responsables del delito de secuestro y a la vez se realizan diligencias de rastreo en un lugar de interés criminalístico con el hallazgo de un cadáver», dijo.

Ronald Ojeda, de 32 años, fue secuestrado el pasado 21 de febrero en su residencia ubicada en Santiago de Chile, país donde recibió asilo político.

Los responsables del crimen se hicieron pasar por policías para llevarse al ex militar venezolano, se trató de cuatro hombres que estaban armados.


El periodismo independiente necesita del apoyo de sus lectores para continuar y garantizar que las noticias incómodas que no quieren que leas, sigan estando a tu alcance. ¡Hoy, con tu apoyo, seguiremos trabajando arduamente por un periodismo libre de censuras!