El gobierno de Chile anunció este domingo, en un boletín, que ha pedido la opinión del Congreso para efectuar la denuncia del Tratado Constitutivo de la Unión de Naciones Suramericanas, el primer paso para desvincularse de ese bloque.

Recordó que otros países como Argentina, Brasil, Colombia, Paraguay y Ecuador también suspendieron su participación en Unasur y comenzaron formalmente el proceso para denunciar el Tratado Constitutivo y abandonar definitivamente el bloque.

Unasur «se ha alejado de los principios que inspiraron su creación y hoy es una institución altamente politizada e inefectiva», añade el escrito.

Además, Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Paraguay y Perú crearon el 22 de marzo pasado el Foro para el Progreso de América del Sur, un espacio de diálogo y coordinación que busca reemplazar a la Unasur.

Los únicos miembros de la Unasur que siguen activos son Uruguay, Guyana, Bolivia, Surinam y Venezuela.