Un batallón del Ejército colombiano en el departamento de Arauca, fronterizo con Venezuela, fue atacado con explosivos este sábado por el ELN (Ejército de Liberación Nacional).

El hecho les provocó heridas a tres personas y causó numerosos daños materiales, informaron fuentes oficiales.

«En horas de la tarde de hoy (sábado) fueron lanzados explosivos a las instalaciones del cantón militar del municipio de Saravena, Arauca, los cuales cayeron en las casas fiscales donde vive personal no combatiente, hecho que reprochamos y condenamos enérgicamente», indicó el Ministerio de Defensa de Colombia en un comunicado.

Testigos aseguraron que aproximadamente seis cargas explosivas cayeron sobre las casas fiscales de las instalaciones del Grupo de Caballería Mecanizado N.° 18 General Gabriel Revéiz Pizarro del Ejército y destruyeron techos y ventanas.

Los explosivos, precisaron las autoridades, al parecer fueron lanzados desde un lugar cercano con el uso de cilindros bomba. El presidente Iván Duque categorizó el nuevo ataque en Saravena como «un acto miserable y canalla» y adjudicó el hecho al ELN.

«Ese es un acto terrorista contra las instalaciones de los héroes de Colombia y yo quiero expresar que rechazamos contundentemente ese acto de terror, nuevamente planeado desde territorio venezolano, donde están muchos de los cabecillas de esa organización, protegidos por la dictadura de Venezuela», sostuvo.

El 9 de marzo Duque visitó Saravena y aseguró que su administración no claudicará ante el terrorismo.

Saravena, junto con Fortul, Tame y Arauquita, forman un cuadrado en el que se mueve el Frente de Guerra Oriental del ELN.

El año pasado, la infraestructura petrolera colombiana sufrió 107 atentados de los que 89 afectaron al caño Limón-Coveñas, uno de los mayores del país, y 18 al Transandino, en el sur, todos atribuidos por las autoridades al ELN.