Representantes de Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, han puesto en marcha la primera fase de la estrategia para el ingreso de ayuda humanitaria: el almacenamiento en múltiples puntos en Colombia, Brasil y una isla del Caribe.

Lester Toledo, coordinador de ayuda humanitaria, anunció un nuevo lugar de almacenamiento en Roraima, donde llegarán las primeras toneladas de ayuda. «Podemos decir oficialmente que será el segundo gran centro de acopio después del de Cúcuta, y que Brasil se suma a esta coalición», declaró Toledo.

De acuerdo con un artículo de El País, los niños y mujeres embarazadas serán prioridad para recibir los suministros.

Guaidó intenta aumentar la presión sobre los militares venezolanos y les ha advertido que impedir la entrada de los suministros sería “un crimen de lesa humanidad”.

Por otra parte, aseguró que los convoyes de apoyo humanitario ingresarán el 23 de febrero. Las manifestaciones que se han registrado en lo que va de año buscan enviarle un mensaje a los militares para que dejen pasar los alimentos e insumos médicos que se almacenan en Cúcuta.

Lea la nota completa en El País.