Los cancilleres Aloysio Nunes de Brasil y Luis Videgaray de México, abogaron este viernes para que el diálogo que entablarán el Gobierno y la oposición de Venezuela sea «de buena fe» y permita superar la crisis en que se ha sumido el país.

«México ha sido invitado a acompañar ese proceso», que «no está exento de dificultades», pero que supondrá «una oportunidad» si es entablado de «buena fe», dijo Videgaray, en el marco de una visita que realizó a la capital brasileña.

Nunes, por su parte, dijo confiar en que ese «diálogo» previsto para los próximos 1 y 2 de diciembre en República Dominicana sirva para que «los propios venezolanos encuentren una solución a sus problemas» y se encaminen hacia una «pacificación» y una «salida democrática» a la crisis, según reseñó Efe.

En la cita, que congregará en Santo Domingo a representantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y del gobierno del presidente Nicolás Maduro, participará además de México, delegados de Bolivia, Chile, Nicaragua y Paraguay, designados como «países acompañantes» del proceso.

Según el canciller mexicano, la intención de esos «acompañantes» es «desplegar todas sus fuerzas diplomáticas para ayudar a superar la crisis» venezolana y que se logre una solución «negociada», con la misma «buena fe» con la que desea se realice el proceso de diálogo.