Algunos vendedores ambulantes venezolanos en las calles de Bogotá podrían ser agentes oficialistas encubiertos, enviados por Nicolás Maduro para vigilar a los disidentes en suelo colombiano, señala una investigación publicada por el medio Bloomberg.

Los presuntos espías serían parte de una unidad de contrainteligencia denominada «Sombra», y estaría compuesta por personas de mediana edad y jóvenes que en realidad serían  ex oficiales venezolanos.

El reporte, reseñado por Infobae, señala que los sujetos estarían en zonas concurridas de la capital colombiana como el parque Virrey o cafés cercanos al Hotel Dann Carlton.

Entre los agentes no figuran  solo leales a Maduro, sino también ex funcionarios de organismos policiales que se vigilan entre sí. El medio estadounidense confirmó además que los militares que decidieron desconocer a Maduro planan una acción contra del dirigente oficialista.

Con información de Infobae