El aeropuerto internacional de Belo Horizonte, en el sudeste de Brasil, fue considerado el mejor de Latinoamérica y el Caribe en 2018 en la categoría entre 5 y 15 millones de pasajeros al año, confirmó la concesionaria BH Airport, que administra el local.

La empresa explicó en un comunicado que el galardón recayó en el Aeropuerto Internacional Tancredo Neves, ubicado en la región metropolitana de Belo Horizonte, una de las principales de Brasil.

Para la nota otorgada, la limpieza de la terminal, seguida por el ambiente y los paneles de vuelos fueron los ítems mejor calificados.

En una escala de 0 a 5, que evalúa una serie de atributos de las principales terminales del mundo a través de encuestas realizadas con los pasajeros, el Tancredo Neves obtuvo en 2018 una nota de 4,07.

La marca resulta de la opinión de 1.404 pasajeros que participaron a lo largo del pasado año en el sondeo llevado a cabo por el Consejo Internacional de Aeropuertos.

Así, el aeropuerto brasileño, que tiene capacidad para movilizar 22 millones de viajeros al año, desbancó en 2018 a la terminal aérea de Punta Cana, en República Dominicana, que logró el título de mejor aeropuerto de la región dos años consecutivos, en 2016 y 2017.

La única terminal del gigante sudamericano a recibir el Premio Airport Service Quality (ASQ) este 2019 recogerá su galardón durante una ceremonia de entrega que se celebrará el próximo mes de septiembre en la ciudad de Bali, en Indonesia.

En concreto, el ASQ es un programa creado en el 2006 -del que forman parte el 75 % de los 100 aeropuertos de mayor movimiento en el mundo- para evaluar la percepción y la experiencia de los viajeros sobre 37 indicadores de rendimiento a través de cuestionarios aplicados en 47 idiomas y en 91 países.

Para el presidente de BH Airport, Marcos Brandao, el reconocimiento por parte de la institución representa el «compromiso de todos los colaboradores» de la empresa con la «evolución de la calidad y prestación de servicios» ofrecidos por el aeropuerto, situado en el estado de Minas Gerais.

Asimismo, Brandao señaló en la nota que el «propósito» de la compañía es «proporcionar la mejor experiencia de viaje a los pasajeros», así como «convertir al aeropuerto en un instrumento estratégico» para el «desarrollo económico» de la región.

En 2017, el Consejo Internacional de Aeropuertos ya había otorgado al Tancredo Neves el premio de aeropuerto que más evolucionó en la calidad de prestación de servicios en América Latina y el Caribe.

La concesión del aeropuerto premiado corresponde a BH Airport, una sociedad formada por el grupo brasileño CCR y por Zurich Airport, que opera la terminal de Zúrich, el principal centro de conexión aérea en Suiza y considerado uno de los mejores del mundo.

Asimismo, CCR, creado en 1999, también participa en las concesiones de los aeropuertos de Quito, de Costa Rica y de Curaçao.