Los cancilleres del Grupo de Lima se reunieron este martes en Buenos Aires, Argentina, para redoblar la presión internacional con miras a hacer que la democracia vuelva a Venezuela.

Estas son las siete principales decisiones que Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Paraguay y Perú acordaron adoptar:

1. Reiterar el apoyo a Guaidó y la condena a Maduro

A través de una declaración conjunta, el Grupo reiteró su apoyo a Juan Guaidó, quien es reconocido como presidente encargado del país desde hace seis meses, y ratificó su condena al régimen dictatorial de Nicolás Maduro.

Además, rechaza la sistemática violación de los derechos humanos en el país suramericano, que incluye ejecuciones extrajudiciales, desapariciones, torturas, detenciones arbitrarias y la negación de derechos primordiales, como la salud y la alimentación.

Instó a Maduro a no utilizar los procesos de diálogo en curso para aplazar una convocatoria a elecciones presidenciales con la mayor brevedad posible y le advirtió que, de no llegarse a ese objetivo, impondrán medidas de presión y sanción adicionales.

2. El informe Bachelet, a la Corte Penal Internacional

Los cancilleres acordaron remitir el informe sobre la situación en el país suramericano —documento que fue elaborado por la alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet— a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional.

Esto, con el fin de que sea considerado dentro de los procedimientos que ese tribunal lleva adelante a partir de la denuncia que Argentina, Canadá, Chile, Colombia, Paraguay y Perú presentaron en septiembre de 2018, y que luego fue refrendada por Costa Rica y Francia.

Piden, además, que el informe se discuta en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y en otros organismos internacionales, y que se establezcan —con la mayor brevedad posible— mecanismos de seguimiento y de investigación en el Consejo de Derechos Humanos.

3. Un mensaje a los países que aún apoyan a Maduro

Para el Grupo de Lima, el informe de Bachelet no deja margen para que algunos países sigan apoyando a Maduro. A esas naciones les pide contribuir al retorno de la democracia en Venezuela y les advierte que su apoyo a la dictadura amenaza la estabilidad de la región.

Por otra parte, pidió que aquellos agentes militares, de seguridad y de inteligencia de países que apoyan a Maduro se retiren de Venezuela; esto, como condición para dejarlos participar en cualquier diálogo sobre la crisis de la nación venezolana.

4. No a Venezuela en el Consejo de Derechos Humanos

Los cancilleres repudiaron la candidatura presentada por el régimen de Maduro para que Venezuela ocupe un asiento en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y reclamaron que, de ser electa, dicha silla sea ocupada por el gobierno legítimo de Guaidó.

5. Sí a la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

El Grupo apoya la solicitud que hizo Guaidó para que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos visite Venezuela, pedido que ya fue aceptado por el organismo, y demanda a Maduro que dé libre acceso a todos los lugares que deseen visitar los enviados y que se garantice su seguridad.

6. Ahondar las investigaciones

La organización dijo que apoyará las investigaciones a funcionarios y testaferros del régimen de Maduro que están vinculados con actividades ilícitas de corrupción, narcotráfico y delincuencia organizada, así como sobre el amparo a organizaciones terroristas y grupos armados ilegales en territorio venezolano, como el colombiano Ejército de Liberación Nacional.

Además, impulsará ante otros Estados, incluyendo la Unión Europea y Estados Unidos, la creación de mecanismos para recabar documentación sobre hechos de corrupción, narcotráfico y graves violaciones de los derechos humanos en Venezuela

También impulsarán una investigación sobre el apoyo que el régimen de Maduro ha recibido de parte de gobiernos y agrupaciones políticas de la región a través de esquemas trasnacionales de corrupción, narcotráfico y terrorismo.

El Grupo manifestó su rechazo a los foros y movimientos que defienden a Maduro, como el Foro de Sao Paulo.

7. Ayuda a los venezolanos migrantes

El Grupo pidió continuar con el esfuerzo de coordinación regional, política y técnica, y el trabajo conjunto con países donantes, organismos internacionales y financieros para dar respuesta al agravamiento del éxodo migratorio de venezolanos.

Solicita que se incremente la ayuda financiera a los países de acogida para brindar una atención efectiva a las necesidades de los migrantes.